lunes, 4 de marzo de 2013

El reinado de Fernando VII

Tras el Tratado de Valençay en Diciembre de 1813, se pone fin a la Guerra de la Independencia y Fernado VII es reconocido como rey legítimo de España. 
Su llegada a España supone una VUELTA AL ANTIGUO RÉGIMEN y la supresión de la Obra de Cádiz 


Durante su reinado, comprendido entre 1814 y 1833, podemos apreciar tres etapas diferenciadas. 




Imagen de Daniel Gómez Valle



























Fernando VII es recibido por un grupo de diputados absolutistas que le dan a firmar el Manifiesto de los Persas . Pincha aquí para leer este documento. El rey, tras esta toma de contacto con la realidad del país, promulga un decreto (mayo de 1814) que anula todas las reformas de las Cortes, incluida la constitución de 1812. Entra en Madrid entre la aclamación de sus súbditos.

El SEXENIO ABSOLUTISTA (1814-1820) Supone un retorno al absolutismo en un país empobrecido por la guerra (la hacienda pública está en quiebra)
Además la represión hacia los liberales es constante. 










Los liberales, que no admiten una vuelta al Antiguo Régimen intentarán restablecer la Constitución de 1812 y la obra comenzada en Cádiz. 
El reinado de Fernando VII será una pugna entre el LIBERALISMO Y EL ABSOLUTISMO. 
Los pronunciamientos promovidos por el ejército liberal estarán a la orden del día durante todo el siglo XIX. 
Durante el reinado de Fernando VII triunfará el PRONUNCIAMIENTO DE RIEGO , que dará paso al TRIENIO LIBERAL 





El Pronunciamiento de Riego se enmarca dentro de la oleadas de Revoluciones de 1820. 
Durante el TRIENIO LIBERAL (1820-1823) se restablece la Constitución de 1812 y se creó la Milicia Nacional. 





Fernando VII pide ayuda a la Santa Alianza que envían a los 100000 hijos de San Luis, y bajo el mando del Duque de Angulema derrotó a los liberales e instauró de nuevo a Fernando VII como monarca absoluto.

Imagen extraída de Vicens Vives 

Imagen extraída de Vicens Vives 
Esta última etapa de su reinado conocida como la DÉCADA OMINOSA(1823-1833), supone una vuelta al Absolutismo de nuevo.
  • Se produce una fuerte represión contra los liberales destacados durante el trienio liberal. Muchos liberales se exilian y otros son son ejecutados.
  • Se suprime toda la legislación del trienio liberal y se restauran las instituciones de la monarquía absoluta, a excepción de la Inquisición.
  • Se intentan llevar a cabo algunas reformas fiscales para mejorar la Hacienda.  
  • Los sectores más extremistas dentro del absolutismo (ultrarrealistas, apostólicos) están en contra de cualquier tipo de reforma y conspiran contra los ministros moderados de Fernando VII. 


Estos realistas exaltados a partir del nacimiento de la primera hija de Fernando VII (Isabel), se colocarán del lado del hermano del rey, Carlos Mª Isidro, que hasta ese momento había sido el heredero de la Corona, son los carlistas. 




No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...